Busto del Cadete

 

 

 

Durante la gestión del General Ernesto Osorio García como director entre los años 1970-1974 surgió la idea de la remodelación del patio de armas, haciendo más funcionales y estéticos los símbolos castrenses; surge entonces la idea de un busto cuya figura sería un cadete que representaría a la juventud militar.

 

El monumento al cadete se crea con la finalidad de venerar, honrar y materializar un homenaje póstumo imperecedero a los oficiales y cadetes fallecidos en el cumplimiento del deber.

 

COMPOSICIÓN Y SIGNIFICACIÓN:

 

Las placas circulares o botones de honor, portan el nombre de oficiales y cadetes caídos en el cumplimiento del deber. Estos elementos dan cuenta y memoria para honrar a quienes llegaron al máximo sacrifico: entregar sus vidas a favor de la patria.

 

El elemento central de este conjunto es un pedestal de concreto que sostiene el busto en bronce con la esfinge de un cadete en actitud marcial, cuyo porte y mirada altiva refleja la decisión inquebrantable de servicio del futuro oficial del ejército libertador.

 

En el ángulo derecho se halla la lámpara votiva cuya luz conmemorativa simboliza la presencia del cadete en el relevo de las generaciones que transcurren en el continuo proceso de formación de hombres y mujeres digno y útil a la patria y en el recuerdo de quienes desaparecieron en el cumplimiento del deber. Acompañan al casco de combate, dos fusiles cruzados que representan las armas de la república, en manos de quienes dignificaron el suelo patrio con su sangre y sus almas.

 

A ambos lados de la plataforma se hallan sembrados un roble y un samán, símbolos que en la tercera estrofa del himno de la academia militar de Venezuela representan la fortaleza física y moral, virtudes fundamentales del cadete.

Enlaces Web

horizonte.jpgipsfa.jpgmppd.jpgoaejb.jpgsalud.jpgtecnica.jpgtropas.jpgumbv.jpgweb_armada.jpgweb_aviacion.jpgweb_guardia.jpgweb_milicia.jpg